«No hay camino para la paz, la paz es el camino”, fue la frase con la que inició su intervención Ramiro Contreras, director ejecutivo de la Comisión Presidencial por la Paz y los Derechos Humanos (Copadeh), durante su participación en el acto de conmemoración de los 25 años del acuerdo que concluyó con el enfrentamiento armado interno.

Contreras destacó que la paz debe ser el único camino para la resolución de los problemas y conflictos sociales, aplicando valores como respeto, tolerancia y solidaridad.

De igual manera, el funcionario reafirmó el compromiso del Gobierno de consolidar la paz firme y duradera, mediante el diálogo y el respeto de las garantías fundamentales de las personas.

Hoy (ayer) se conmemoran 25 años de la histórica firma de los Acuerdos de Paz. 25 años en los que se ha luchado por reconstruir el tejido social. Aún falta mucho, pero vamos por buen camino hacia la transformación de Guatemala.Alejandro Giammattei Presidente de la República

“Como director de la Copadeh, reitero el compromiso del equipo de continuar fortaleciendo capacidades para la promoción efectiva de acciones y mecanismos encaminados a la defensa de los derechos humanos, cumplimento de los Acuerdos de Paz y atención de la conflictividad social”,
expresó.

También destacó la importancia de trabajar en unidad, con el objetivo de consolidar la convivencia pacífica. En este sentido, instó a la población a sumarse a esa tarea.

Durante el acto conmemorativo, el diputado Manuel Conde, uno de los firmantes de los tratados, realizó el cambio de la Rosa de la Paz.

Como parte de la ceremonia se colocó la Rosa de la Paz, símbolo del acuerdo.
Foto: Otto Paz

Además, el ministro de Cultura, Felipe Aguilar, entregó al legislador el acuerdo mediante el cual se le designa como Embajador de la Paz.

El director ejecutivo de la Copadeh, entre los avances obtenidos en 2021, resaltó la instalación de 17 sedes regionales de la institución y el apoyo a 26 comisiones para la resolución de conflictos, solo en la semana del 13 al 17 de diciembre.

Asimismo, valoró la firma del memorando de entendimiento para fortalecer los conocimientos en el tema de conflictividad social del proyecto Tejiendo Paz, la organización del foro sobre funciones del Organismo Ejecutivo para la reconceptualización de la paz y el seguimiento a los casos de conflictividad, derechos humanos y formación interinstitucional, entre otros.

Los tratados alcanzados han impactado en las actuales generaciones.
Foto: Otto Paz

Antecedentes históricos

Los Acuerdos de Paz fueron suscritos por el Gobierno y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) entre 1991 y 1996. El objetivo fue alcanzar soluciones pacíficas a los principales problemas que generaron el conflicto armado interno.

El proceso de negociación se inició en 1987 y concluyó 9 años después. La firma del acuerdo final y definitivo se llevó a cabo el 29 de diciembre de 1996 en el Palacio Nacional de la Cultura.

En conmemoración de aquel hecho histórico, se erigió el Monumento de la Paz, el cual se develó el 29 de diciembre de 1997.

Josselinne Santizo





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *