Según indicó el ministro de Finanzas Públicas, Alvaro González Ricci, las cifras que brindó el Banco de Guatemala (Banguat) son favorables, en lo referente al crecimiento económico durante 2021, debido a que desde hace más de cuarenta años no se alcanzaba el 7.5 por ciento. Lo anterior obedece a las políticas fiscales que se han implementado y que han generado estabilidad en la macroeconomía y las finanzas del país.

En ese sentido, a casi dos años de enfrentar la pandemia del Covid-19 y los efectos que ha causado en la economía mundial, cuatro expertos y analistas en el tema ofrecieron un panorama general de los principales retos y desafíos para 2022, así como de las oportunidades que se generan por el buen manejo de la economía que impulsa el Gobierno de Guatemala.

“La recuperación económica de Guatemala es mejor de la esperada. Actualmente, el país se ubica en una buena posición a nivel de Centroamérica” Lisardo Bolaños Viceministro de Inversión y Competencia del Mineco

El presidente del Banguat, Sergio Recinos, aseguró que Guatemala cuenta este año con un marco adecuado para acelerar la recuperación económica, porque hay una gestión prudente de las finanzas públicas, lo cual se refleja en los bajos niveles de déficit y endeudamiento.

“La economía es resiliente a choques, tanto internos como externos. El país cuenta con una amplia diversificación de sus exportaciones, mantiene varios tratados de libre comercio, tiene una cuenta corriente superavitaria y ha recibido un flujo constante y creciente de remesas familiares. Por lo tanto, se puede decir que su posición externa es y seguirá siendo sólida”, indicó Recinos.

Agregó que para este año se prevén tasas de crecimiento positivas para todas las actividades económicas, en las que destaca principalmente el comercio y reparación de vehículos, las industrias manufactureras, las actividades inmobiliarias, las actividades de alojamiento y de servicio de alimentos, la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca; la construcción, las actividades financieras y de seguros y servicios, que en conjunto explicarían alrededor de 70 por ciento de la tasa del crecimiento del PIB real previsto.

Las actividades de alojamiento y servicio de alimentos también tendrán crecimiento.

Por su parte, el superintendente de Administración Tributaria, Marco Livio Díaz, mencionó que Guatemala ha enviado mensajes positivos, porque en lo macroeconómico ha respondido bien ante la pandemia y ha sido porque el gobierno del presidente Alejandro Giammattei ha tomado las medidas necesarias para contener la enfermedad.

El funcionario espera que este año se cuente con más inversión extranjera, la cual vendrá a mantener la economía. Además, que sea un período con mucha transparencia y calidad del gasto público, porque se trabajará con un presupuesto que garantiza los recursos necesarios para cubrir las necesidades básicas de la población.

Acciones ante la pandemia

Tras confirmarse el primer caso de Covid-19 en Guatemala, el gobierno del presidente Giammattei implementó medidas para mitigar los efectos de la enfermedad, como el Bono Familia, el subsidio al servicio de la energía eléctrica, entre otros, los cuales evitaron que la economía del país fuera impactada como las de otros países de la región.

“En 2020 hubo un decrecimiento de 1.5 por ciento, en relación al PIB; pero 2021 se cerró con 7.5 por ciento, una cifra histórica. Con estos resultados, el Gobierno de Guatemala debe seguir construyendo políticas públicas que lleven a recuperar la confianza en el sector privado y la economía, para asegurar que el ritmo se mantenga y se creen oportunidades económicas para todos los guatemaltecos”, indicó David Casasola, investigador del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales. Con información del Minfin.

Redacción DCA





Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *